“Fuerte mensaje” de Solís a Ortega

  • Solís se limita a enviar invitación a Ortega por la vía diplomática

Aunque el presidente electo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, es considerado un  “integracionista”, su mensaje al presidente inconstitucional de Nicaragua, Daniel Ortega, ha sido de no acercamiento, lo cual evita que se diriman los conflictos entre los países vecinos que dirigen ambos. LA PRENSA/ EFE

Gloria Picón Duarte

Nicaragua quedó excluida de la gira que el presidente electo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, empieza este martes 22 de abril por los demás países centroamericanos y República Dominicana, para invitar a los jefes de Estado al acto de toma de posesión, lo cual según el diputado y excanciller Eduardo Montealegre, es una señal de que las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica continuarán tensas.

Medios costarricenses han informado que el presidente inconstitucional Daniel Ortega recibirá una invitación formal por las vías diplomáticas. “No voy a ir a hablar con el presidente Ortega en el viaje que voy a hacer a Centroamérica para invitar a otros jerarcas, porque me parece que las declaraciones que ha hecho con respecto a Costa Rica son irrespetuosas e inadmisibles en lo que toca a la soberanía nacional, y que alude a temas que están en sede judicial en la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”, dijo Solís hace unos días.

“El menaje del presidente electo es duro, fuerte en contra de Ortega, en lenguaje diplomático es un rechazo total a Ortega, lo cual no abona a mejorar las relaciones entre dos países, que como hermanos siameses, no se pueden separar”, dijo Montealegre.

OPTIMISMO MODERADO

El especialista en Derecho Internacional, Norman Miranda, es de los que dice que hay que tener un optimismo moderado en cuanto a las esperanzas en que las relaciones entre Nicaragua y Costa Rica mejoren, porque aunque es obvia la diferenciación que Solís está haciendo con Ortega, este es un gesto diplomático de ceremonia que no necesariamente es determinante para las relaciones sustantivas y futuras entre ambos países.

Miranda agrega que las relaciones no necesariamente tienen que abrirse a nivel del jefe de Estado, sino que pueden ser a nivel técnico, y tanto Solís como Ortega han manifestado su anuencia a activar la comisión binacional que interrumpió su trabajo en el 2005.

“Sería un buen paso, porque al poner a trabajar las comisiones se pueden identificar cuáles son las líneas rojas de mutua desconfianza, es una invitación diferenciada, pero no tiene la monta como para decir que se van a mantener como con la presidenta (Laura) Chinchilla, creo que se van a mejorar, pero no de golpe, sino paso a paso”, manifestó Miranda.

Según Montealegre, Ortega debe asistir a la toma de posesión de Solís para decirle a los vecinos que “no tenemos nada contra los costarricenses, nosotros defendemos el territorio nicaragüense, nada tienen que ver los ciudadanos costarricenses con la política equivocada de Chinchilla, que para tratar de ganar popularidad en Costa Rica se volcó en contra de Nicaragua e hizo una carretera que arruina el río San Juan y está fomentando el deterioro ecológico en el río San Juan”, dijo Montealegre.

tomado de:

http://www.laprensa.com.ni/2014/04/22/poderes/191618-fuerte-mensaje-solis-a


Comments are closed.