Archive for the ‘Opinion’ Category

Nicaragua frena el empleo formal

martes, septiembre 22nd, 2015

Costo de trabajadores

Mientras el país lidera por sus altos costos para crear un empleo formal, el desempleo e informalidad crecen Cuando en Nicaragua se contrata a un trabajador con todas sus prestaciones sociales, el setenta por ciento de la riqueza que este producirá se habrá destinado para crear ese empleo formal, muy por encima del 39 por ciento de la media que destinan las empresas de la región para ese mismo fin.

Este es uno de los hallazgos que encontró el estudio Empleos para Crecer, publicado ayer por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que ubica a Nicaragua como la segunda nación, después de Honduras, donde crear un empleo formal es más caro a nivel de América Latina. En el mismo alerta que esa situación, conjugada con la baja productividad laboral, están creando las condiciones para la generación de empleos precarios e improductivos.

El organismo, que analiza el costo laboral equivalente a la suma del salario mínimo, aguinaldo y vacaciones, contribuciones del empleador e indemnización asumiendo una antigüedad de cinco años como porcentaje del PIB per cápita de un trabajador, también critica que las empresas “no invierten lo suficiente en la formación continua de sus empleados”. Esto “perpetúa un círculo vicioso de empleos de mala calidad y baja productividad del trabajo del cual es difícil escapar”, advierte.

Muestra de ello, en la investigación se cita como ejemplo a Nicaragua, Paraguay y Honduras, que al tener elevados costos laborales “presentan una menor proporción de trabajos formales”.

EL SALARIO MÍNIMO PESA

¿Qué hay detrás de los costos laborales para producir un empleo formal en Nicaragua? No son los costos no salariales (seguridad social, indemnizaciones y vacaciones) los que más pesan, sino los salariales, principalmente el salario mínimo (más del cincuenta por ciento del costo). Le siguen las contribuciones del empleador, los costos por despidos y en menor medida aguinaldo y vacaciones.

Son los jóvenes los que pagan las consecuencias de tener elevados costos para producir empleos formales, porque la posibilidad de conseguir uno es reducida. “Según esta simple estimación, por cada diez por ciento de incremento en los costos mínimos de contratar a un trabajador asalariado formal, se reduce en cinco puntos el porcentaje de trabajadores formales”, concluyen los investigadores del BID. “Cuanto mayores son los costos asociados a la formalidad, menor es la tasa de empleo formal de jóvenes con relación a la de los adultos”, indica el organismo. En 2014, según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), el empleo informal creció, al pasar de 74.4 por ciento en 2013 a 75.2 por ciento. La tasa de desempleo se elevó de 5.7 por ciento a 6.8 por ciento.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, aunque dice desconocer el estudio coincide con que el alto costo de la formalización es producto de que las prestaciones establecidas en el país son las más altas de la región. Es por ello que el sector privado ha insistido, según el dirigente empresarial, en la necesidad de que las negociaciones del salario mínimo sean con base en realidades y no de deseos.

Pero Luis Barbosa, dirigente de Confederación Sindical de Trabajadores José Benito Escobar (CST-JBE), quien dijo que desconocía “con qué intención” se había hecho dicho estudio, rechazó que los aumentos de los salarios mínimos que se han aprobado en años pasados hayan encarecido los costos para formalizar un empleo, al recordar que esas mejoras “eran una deuda histórica de los empresarios”. No obstante, Barbosa reconoce que urge en Nicaragua una “reconversión tecnológica” en el mercado laboral para reducir la informalidad y elevar productividad.

Según el economista Adolfo Acevedo, sobre la base de cifras oficiales, indicó que entre 2009 y 2012 la productividad laboral en Nicaragua cayó 2.7 por ciento. En ese periodo, menciona, la economía creció en promedio anual 4.8 por ciento, mientras que el número de trabajadores ocupados como un todo aumentó 7.6 por ciento.

“Dado que la tasa de crecimiento del PIB es igual a la tasa de crecimiento del número de trabajadores ocupados más la tasa de crecimiento de la productividad, de las cifras anteriores se desprende que la tasa de crecimiento de la productividad en ese periodo fue negativa, del orden del 2.7 por ciento promedio anual”, calcula.

La baja productividad no es un problema exclusivo de Nicaragua, pero sí es grave tomando en cuenta el deteriorado mercado del mercado laboral. Desde 1990 en América Latina y el Caribe la productividad del trabajo solo ha crecido un 26.6 por ciento, un ritmo lento respecto a zonas como Asia (85.2 por ciento), Norteamérica (37 por ciento) o Europa Occidental (31.2 por ciento), según el BID.

LAS POLÍTICAS URGENTES

¿Qué políticas requieren países como Nicaragua para abaratar los costos laborales? El estudio Empleos para Crecer propone dos estrategias cuyo resultado final será mayor productividad. En primera instancia sugiere promover el empleo formal, “a través de más y mejor inversión en servicios públicos de empleo, mejores programas de capacitación para jóvenes y personas con dificultades para insertarse en el mercado laboral, mayor protección durante el desempleo y una fiscalización adecuada”. Y en segunda instancia recomienda “una mayor estabilidad laboral y productiva, que se materialice en más inversión en formación del trabajador, y una regulación efectiva de los despidos”.

La reducción de trámites, intervención de las instancias gubernamentales en la creación de las empresas y entender el peso real que tiene el salario mínimo en la formalización, son algunas de las alternativas que contempla la empresa privada para reducir el costo de la formalización, según el presidente del Cosep.

¿Por qué urge impulsar esta política laboral en América Latina? Porque el 55 por ciento de los trabajadores en América Latina están en la informalidad, el 24.4 por ciento lleva menos de un año en su puesto de trabajo, comparado con el 15 por ciento en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y además porque una reducida proporción de la mano de obra en la región está siendo capacitada.

OTRA TAREA PENDIENTE

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, dijo que no basta solo con reducir el costo para formalizar una empresa, sino también que se requiere abaratar el de formalización de un trabajador y las transacciones comerciales de las empresas. “Porque ese es el otro tema que hemos dicho con DGA (Dirección General de Servicios Aduaneros) y DGI (Dirección General de Ingresos), nos están obstaculizando y eso nos encarece y más a las empresas formales… esta es una situación que ha sido planteada desde hace mucho tiempo y que ojalá que esto nos ayude a mejorar”, sostuvo.

Ver contenido original de esta noticia en: http://www.laprensa.com.ni/2015/09/22/economia/1905715-nicaragua-frena-el-empleo-formal

Siete mentiras del Canal

domingo, enero 18th, 2015
  • Del Canal Interoceánico de Nicaragua se dijo que generaría un millón de empleos, que se construiría un oleoducto y un canal seco, que sería un negocio del Estado y que incluso costaría treinta mil millones de dólares. En menos de tres años las informaciones han cambiado y muchas de las promesas se desvanecieron en boca de sus propios representantes y voceros. Revista Domingo les presenta siete de las más grandes y evidentes mentiras que se dijeron sobre el polémico megaproyecto y cómo han sido desmentidas una a una.
OLEODUCTO Y CANAL SECO

Cuando se aprobó la Ley 840, Ley especial para el Desarrollo de Infraestructura y Transporte Atingente al Canal Interoceánico, se contempló la construcción de ocho subproyectos. Un oleoducto, dos puertos de aguas profundas, un canal seco para la construcción de una vía férrea, dos zonas de libre comercio y dos aeropuertos.

Pero eso cambió el 7 de julio del año pasado, cuando presentaron la que sería oficialmente la ruta por la que se construiría el Canal.

HKND suprimió durante la presentación de la ruta definitiva del Canal, el oleoducto, el canal seco y una de las zonas de libre comercio y se agregó una fábrica de explosivos, cuatro centros vacacionales y una hidroeléctrica. Además dejaron abierta la posibilidad de continuar agregando otros proyectos conforme se fuera avanzando con la obra.

RepDom-180115-Empleos
UN MILLÓN DE EMPLEOS

Una de las primeras promesas que salió de la autoridad del Gran Canal Interoceánico fue que se generarían un millón de empleos. Manuel Coronel Kautz, presidente de la autoridad del Canal, dijo en enero del 2014 que “se calcula en alrededor de un millón de hombres los necesarios para trabajar en la ejecución del megaproyecto”.

Sin embargo, un año después, las proyecciones bajaron. HKND publicó en su sitio web que “van a participar de forma directa en la construcción de este proyecto más de cincuenta mil trabajadores. En la etapa de operación se van a generar más de doscientos mil empleos”.

Además de esto, HKND aclaró que de los 50,000 empleos, 25,000 serían para nicaragüenses mientras que el otro cincuenta por ciento sería para técnicos extranjeros incluidos asiáticos.

Esta promesa del millón de empleos también había sido repetida en noviembre del 2014 por el presidente de la Cámara de la Construcción de Nicaragua, Benjamín Lanzas.

RepDom-180115-Carreteras

CARRETERAS Y TROCHAS

Cuando HKND presentó por primera vez el proyecto del Canal Interoceánico a la ciudadanía se habló de la construcción de una carretera paralela a la obra y una segunda para enlazar vías al Canal. “La primera para enlazar los subproyectos con la red actual de carreteras y la segunda para satisfacer la demanda en el cambio de volumen de transporte, como consecuencia del Canal”. En diciembre pasado HKND anunció que abriría un proceso de licitación para que empresas nicaragüenses pudieran participar y desarrollar la carretera. La noticia fue confirmada por el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, y el presidente de la Cámara de la Construcción, Benjamín Lanzas.

Tras esos anuncios HKND comunicó que se utilizarían carreteras y vías existentes para el desarrollo del Canal y en el inicio de las obras en los primeros días de enero, la empresa destacó entre sus informes de impacto ambiental que: “Las obras de inicio son de envergadura modesta: cinco segmentos de vías de acceso de grava con un total de 10.6 kilómetros, el mejoramiento de dos vías de acceso existentes y la extensión de 1.1 kilómetros de una vía de acceso existente, el desbroce de un corredor de cincuenta metros de ancho y 23.6 kilómetros de largo e instalaciones auxiliares. La fuerza laboral de unos 150 trabajadores será nicaragüense y se alojará en viviendas existentes; la oficina de construcción también será establecida en una edificación existente”.

Canal Interoceanico

EXPLOSIVOS

La versión sobre uso de explosivos en el dragado del Lago de Nicaragua está lleno de contradicciones que ha divulgado el vocero del Canal Interoceánico, Telémaco Talavera. El 7 de julio del 2014, cuando se anunció las obras que se descartarían en el Canal y las nuevas que se incluirían, se dejó claro que se construiría una fábrica de explosivos que servirían para abrir paso por montañas y lugares donde sería complicada la excavación. En octubre de ese mismo año, Talavera defendió el uso de explosivos: “Cuando uno escucha a muchos colegas, da la impresión que se van a usar explosivos en todo el lago. El Canal usará menos del uno por ciento de la superficie del lago y solo se usarán explosivos donde sea necesario. Solo una vez, para profundizar. Luego viene el dragado y limpieza, que en todas partes hay. Es como cuando uno hace una casa, las bases las hace una vez. Luego barre y lampacea todas las veces que sea necesario. Igual en esto. Solamente en ese punto localizado, una vez en la vida, para profundizar el lago, se haría la fragmentación de la roca y luego un dragado de limpieza”, expresó. Pero Talavera se contradijo un mes después, cuando aseguró: “En el Lago no se van a usar explosivos. No. Se van a usar otras técnicas para evitar afectaciones en el Lago directamente”.

EL COSTO

En el Plan de Desarrollo Humano, presentado por el Gobierno para los períodos 2012-2016, se estableció que el costo del Canal Interoceánico sería de treinta mil millones de dólares y duraría unos diez años para que pudiera ser terminado. Así también había quedado establecido en el memorándum de entendimiento que firmó HKND con la autoridad del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua en septiembre del 2012.

En el 2013 ya se empezaba a hablar de un Canal que llegaría a costar hasta cuarenta mil millones de dólares, aunque el vocero de HKND, Ronald Maclean, dijo al Canal 8 de Televisión que “esa es una cifra (40,000 millones de dólares) que viene de atrás en Nicaragua, nosotros no la negamos, ni la confirmamos porque no sabemos, hay gente que dice que podría ser bastante menos”.

En septiembre del 2014 el costo del Canal se volvió a elevar y mediante un comunicado de prensa HKND nuevamente volvió a generar opiniones encontradas entre analistas, cuando anunció que “el costo estimado del megaproyecto está calculado en cincuenta mil millones de dólares”.

PROPIEDADES A PRECIOS JUSTOS

Cuando la Asamblea Nacional aprobó la Ley 840 dejaron establecido que el pago de indemnizaciones para las propiedades que serían expropiadas para la construcción del Canal sería “equivalente al valor catastral de la correspondiente propiedad requerida, calculado de acuerdo con los requisitos y reglamentos de valuación establecidos por la Comisión Nacional de Catastro de Nicaragua para la municipalidad correspondiente. Sin embargo, se aplicará como valor de la indemnización por expropiación el valor justo de mercado de dicha propiedad requerida.

El año 2015 empezó dándole un susto a los dueños de propiedades y empresarios del país cuando la misma HKND dejó claro en uno de sus estudios de impacto ambiental que las obras de inicio del Canal cumplen con la legislación y normativa nacional y las buenas prácticas internacionales “con una excepción: la adquisición y compensación por compra de tierras, dado que los requisitos mínimos de las Leyes No. 840 y Acuerdo Marco de Concesiones e implementación no cumplen a cabalidad con estándares internacionales”. Hasta el momento no se sabe cuál será entonces el procedimiento que HKND utilizará para la adquisición de las propiedades.

ley del canal

LAS GANANCIAS DE NICARAGUA

La Asamblea Nacional aprobó en el 2012 la Ley 800, Ley del Régimen Jurídico del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua y creación de la Autoridad del Gran Canal en la que dejaron establecido en el artículo 3 que “el Estado de Nicaragua recibirá el 51 por ciento de los beneficios netos de la Empresa Gran Nacional de El Gran Canal de Nicaragua”.

En junio del 2013, la Ley 840 fue aprobada en la Asamblea Nacional para derogar la anterior Ley 800 y se cambió los términos para Nicaragua. Siendo así, en el artículo 10, primero se establece que “Nicaragua recibirá pagos anuales en efectivo hasta por diez millones de dólares durante diez años” y más adelante también indica que: “El derecho a participar en los ingresos económicos de cada subproyecto de acuerdo con los términos del MCA, con participación patrimonial inicialmente representada por el uno por ciento de los subproyectos mantenidos directa o indirectamente por el inversionista.

Tomado de:

http://www.laprensa.com.ni/2015/01/18/suplemento/la-prensa-domingo/1766881-15374

Arboles de la Vida

viernes, octubre 31st, 2014

Esta ultima semana de Noviembre, sobre la carretera norte entre el Puente de desnivel y el Aeropuerto, se podía ver a una empresa que realizaban obras de ingeniería en el boulevard, la primera impresión que tuve fue que realizarían mejoras al tendido eléctrico, algo como lo que se realizo en carretera a Masaya en donde levantaron el tendido eléctrico primario.

Fue tanto mi curiosidad que me dio por preguntarle a un señor que trabajaba en una de las obras, Señor, señor que van a hacer ahí, el señor todo atareado como que si tenia que terminar eso el mismo día, me dice, son para los arboles de la vida.

 

Al escuchar eso, no pude contener mi gesto de desacuerdo, ya que en lo personal, y creería que muchas personas comparte el mismo pensar y sentir sobre esas estructuras, que no es mas que una derroche de dinero, dinero que sale de los impuestos de los trabajadores, y que lo único que quisiera la población es que estos impuestos sean invertidos de la mejor manera y no en la forma que lo derrochan.

 

Acaso no tenemos déficit educativo, de salud? Cada estructura de esas basándome en las noticias de los diarios locales andan por los USD $ 20,000 ( Veinte mil dólares americanos), y hace unos meses pudimos ver despidos de maestros en el atlántico, y en el pacífico.

Donde esta la parte de Cristianos, Socialistas y Solidarios, realmente el quitar el pan para crear algo sin beneficio cae dentro de estas palabras del gobierno?

Tenemos problemas en la educación, tenemos problemas con el sistema de protección a los ancianos, por que no paran de poner eso.

 

Si realmente quieren poner arboles de la vida, por que no ponen arboles con paneles solares, que serian fuente de energía y por la noche tendrían energía suficiente para alumbrado, además darían sombra al peatón, estoy seguro que algo así, todos los Managuas lo aprobarían.

Señores del gobierno, paren derroche de dinero que tanta falta nos hace, tenemos muchos pobres que necesitan salud, educacion, destinen ese dinero a obras de mejoras.

En Letra Pequeña

jueves, junio 26th, 2014

Fabián Medina

Twitter: @Fabian_Med

Real y virtual

¿Hay corrupción en este Gobierno? Y si la hay, ¿cómo se castiga? Parecen preguntas tontas, pero resultan pertinentes en esta Nicaragua donde hay dos países: uno virtual y otro real. En la Nicaragua virtual, de puro papel, no hay corruptos en las cárceles, lo que indicaría que, o no hay corrupción o, si la hay, no se está castigando. En la real es otro asunto. Los corruptos florecen como hongos desde la Presidencia hasta las porterías, y hay un sistema que alegremente ha clasificado a los corruptos en tres categorías: a los que se les premia por serlo, a los que se les deja ser, y a los que se les castiga porque comenten precisamente el único tipo de corrupción que no se tolera en este régimen.

Mariano Fiallos

Hay hombres a los que en determinado momento les corresponde escoger en qué lugar de la historia quieren ubicarse. La gloria o el estercolero. El doctor Mariano Fiallos Oyanguren escogió la gloria. Para él hubiese sido muy fácil, seguir, por ejemplo, los pasos de Roberto Rivas. Vivir como rey, con lujosa casa de playa en San Juan del Sur, avión privado y mansiones en Costa Rica, pero prefirió pasar sus últimos años viviendo modestamente en su casa de León, de su pensión y con el apoyo familiar. ¿En qué lugar de la historia estará Mariano Fiallos? ¿En cuál Roberto Rivas?

Peces grandes y peces chicos

¿Cuántos corruptos están detenidos actualmente en Nicaragua? Algún funcionario de Aduanas que alteró unos formularios, unos gestores que falsificaron unas pólizas de seguro y, tal vez, el más sonado, aquel caso de una treintena de cheques que sumaban unos 3.5 millones de córdobas en perjuicio de la Alcaldía de Managua, en un proceso que separó cuidadosamente a los peces grandes de los chicos, y por supuesto exoneró a los primeros y condenó a los segundos. ¿Se acuerdan? Aquel dinero que los funcionarios menores de la Alcaldía aseguraban que ellos no se lo habían robado, que solo fue que lo desviaron de las arcas de la comuna para pagar a los rezadores de las rotondas, y que lo hicieron por órdenes superiores, como demostraban las firmas de los cheques. De nada les valió. Involucrar a los jefes más bien los hundió.

Polos opuestos

Mariano Fiallos Oyanguren representa todo lo contrario a lo que representa Roberto Rivas Reyes. Es su antítesis. Polos opuestos. Positivo y negativo. Dios y diablo. Y aquí, por favor no vayan a caer en la chapucería de decir que la estatura moral de Fiallos deviene de que certificó la derrota del Frente Sandinista, como si el mérito de un árbitro electoral está en hacer perder a un partido o hacer ganar a otro. No. El mérito esta en hacer elecciones limpias y justas. Punto. El que gana, gana, independientemente de las preferencias partidarias del árbitro. Eso fue lo que hizo grande a Mariano Fiallos. El mérito está en escoger la vida austera, pero digna y correcta, cuando se pudo escoger la vida de sultán, pero indigna y reprochable, haciendo trampas.

Ladrón que roba a ladrón

El concepto de corrupción en este Gobierno es bastante elástico. Corrupción no es, ya vimos, desviar dinero de la Alcaldía para mantener unos grupos de rezadores colocados por el Frente Sandinista en las rotondas de Managua. Ni usar bienes estatales en actividades partidarias, ni hacer negocios a la sombra del Estado, ni retorcer la ley para beneficio propio, ni hacer fraudes. La corrupción que se castiga es otra. Robar para el partido, para la Familia o con el visto bueno de la Familia, eso ya no es delito en Nicaragua. El delito es robarles a ellos. Aquí, el ladrón que roba al ladrón no goza de los cien años de perdón que el adagio reza, y, al contrario, son los únicos castigados. Este último tipo de corruptos son aquellos que repentinamente desaparecen de los cargos que ocupaban, sin proceso visible, sin seguir el procedimiento que la ley manda, y con una única explicación, uniforme y en serie, como todo lo que hacen ellos: están enfermos. Y desaparecen.

El costo de los corruptos

El asunto es que la corrupción y los corruptos nos cuestan muy caro. No solo por el dinero que se roban, sino también por el dinero que se gasta para aparentar ese país virtual que ni se usa: Contraloría, Fiscalía, Policía, leyes y tribunales. Porque los únicos corruptos castigados son aquellos que el gran dedo señala. Y al final, la corrupción no es solamente un asunto de dinero. Imaginemos no más que en aquellas elecciones de 1990 hubiese estado Roberto Rivas en el lugar de Mariano Fiallos, y este sistema electoral en lugar de aquel. Estaríamos en guerra aún. ¿Cuántas personas hoy estamos vivas porque en ese momento hubo un hombre honesto contando los votos? La corrupción es, pues, un asunto de sangre también.